Antonio Di Matteo

por Sherif Awad

Antonio Di Matteo

-Los antecedentes artísticos en mi familia pasan por mi madre y una tía, su hermana, que les gustaba mucho escribir y mi madre con otra tía, en algún momento incursionaron en la actuación teatral. Recuerdo haber ido de pequeño a algún ensayo de mi madre, pero lo que más viví fueron aquellas largas noches donde mi madre me leía sus cuentos que muchas veces referían a recuerdos de su pasado que fue bastante duro, por lo que terminábamos los dos a puro llanto. Sin embargo me desarrollé dentro de un mundo inmerso en mí mismo. O sea, fui tremendamente tímido hasta mis 18 años. Fue ahí que tomé la decisión de enfrentar mi timidez. Empezaba un año de estudios técnicos, Administración de Empresas, y me dije a mí mismo: “este año si quiere bromear, voy a bromear, si quiero bailar, voy a bailar, si quiero hablar, voy a hablar”… y… ¡voilá!... me descubrí que era un gran contador de chistes que le decimos, cuentos humorísticos, que tenía gran capacidad de imitación, que sabía bailar y adopté allí una capacidad de liderazgo basado en mi histrionismo que me abrió puertas. Primero laboralmente ya que de mis ingresos dependía mi familia. Así que esa apertura me permitió trabajar como Guía Turístico Regional durante 20 años, donde basé mi trabajo en la información de ruta combinada con muchas dosis de humor. O sea, encaminé mi deseo de actuar cambiando un escenario por el micrófono frente a un grupo humano dentro de un bus, dada la necesidad de llevar un ingreso económico a mi hogar. Recién en el 2007 comencé a ingresar en el medio artístico incursionando en el carnaval uruguayo, stand up, improvisación, hasta derivar en el Teatro Circular de Montevideo y allí confirmar que lo mío era la actuación. A partir del 2012 integré el grupo de teatro en portugués Sei- Lá pero no fue hasta el 2016 cuando debuté con Los Perros que empezó mi ciclo actoral que me llevó a representar más de 12 obras y más de 20 rodajes, sumando cortos, largos y publicitarios en 4 años. Encontré en la actuación un lugar donde poder desarrollar todas aquellas ansias de expresarme, dentro de un medio donde el compañerismo es fundamental, ya que todos somos eslabones de una misma cadena y para que el producto llegue a buen puerto, todos tienen que cumplir con su función en el máximo nivel, lo que hace que la competencia disminuya porque si a tu compañero le va bien, el trabajo sale bien y por lo tanto, a ti también te va a ir bien.


 


-Durante mi infancia y adolescencia yo era un amante del cine. Cuando llegaba la fecha de mi cumpleaños, el mejor regalo que me podían hacer mis padres era llevarme al cine o regalarme entradas para ello. Y en aquella época mis me encantaba Jerry Lewis, Peter Sellers, Anthony Quinn y en la televisión robaba todas mis expectativas Abbott y Costello. Ya un poco más grande, Jack Nicholson, Robert De Niro, Al Pacino, Sean Penn.

-Durante mucho tiempo estuve convencido que el ser artista pasaba por algo vocacional y una capacidad natural. O sea, la base del desarrollo artístico pasaba por el talento innato. Pero una vez que decidí incursionar de forma profesional, me di cuenta que el talento es solo una pequeña parte de ese gran todo que es la actuación. El resto lo componen el trabajo, la perseverancia y la fuerza de voluntad. En cierta medida el camino del actor es similar al de un deportista. El talento natural permite avanzar, pero la única forma de llegar y mantenerse es con trabajo, perseverancia y fuerza de voluntad. En nuestro país somos apasionados del futbol y ¿quién no conoce a un gran jugador de futbol que no llegó a grandes cosas por no gustarle el trabajo intenso, o por no ser perseverante o por no tener fuerza de voluntad? Y uno de los puntos que componen el trabajo es el estudio. Para mí no hay límite para el actor a la hora de aprender. El actor aprende hasta el último minuto. Yo he hecho y sigo haciendo cursos, cursitos, cursillos, seminarios, de técnicas actorales, de voz, corporales. Y tomo cada trabajo también como un aprendizaje, un desafío. Estudiar para un actor tiene que ser algo básico. Sin ir más lejos, el solo hecho de encarar un personaje ya requiere estudiar. Y si tenemos en cuenta que el actor no tiene límite de edad, llegamos a la conclusión que para el actor, el estudiar y aprender es para toda la vida.

-Por lo dicho en la pregunta anterior, si uno tiene el afán de aprender, si uno tiene el deseo de superarse permanentemente, si uno es amante de superar desafíos, cuando se es actor, no creo que llegue un momento donde estés realmente satisfecho con el lugar al cual has llegado. Y en cuanto al estrellato, es tentador llegar a ese punto pero como todo en la vida, tiene sus pro y sus contras. Mi mayor deseo es afianzarme como actor profesional y poder tener todos los años la mayor cantidad de desafíos actorales posibles.

-Si, aunque un poco detenidos por esta situación de pandemia. Tenía previsto el rodaje en el mes de abril, de un largometraje en Buenos Aires con el rol de asesino serial, un verdadero desafío, así como un cortometraje en España, el estreno de tres obras teatrales y la reposición de otras tres, en Uruguay. He venido comunicándome con los diferentes directores, productores y compañeros para no perder el deseo de llevarlo adelante y estamos a la espera de que cambien las condiciones para seguir con esos proyectos.








-Nuestro país Uruguay no ha tenido un gran impacto en lo que refiere a la pandemia pero de cualquier manera por decisión del gobierno, todavía no se han permitido los espectáculos públicos por lo que todavía no hemos podido empezar a trabajar en forma presencial las distintas obras de teatro que estaban previstas, al no tener claro la fecha de exhibición. Y en cuanto al audiovisual, recién se ha comenzado a activar, al punto que este fin de semana tuve un rodaje de una película, que no estaba en mis planes previos. Estamos ansioso y reclamando la apertura de teatros lo antes posible, ya que no entendemos como se han habilitado otro tipo de actividades masivas, como ceremonias religiosas, pero no se han habilitado los teatros.

-Lo primero que hago es armar una historia de vida del personaje. Lo hago a conciencia, metiéndome totalmente en la historia que escribo. La hago basado en el libreto o guion que me hacen llegar y si el director tiene alguna idea de la base de la historia del personaje, también lo uso. Luego, trato de profundizar en detalles que encuentro en la historia que hago confrontándola con el libreto o guion, creando recuerdos vividos por el personaje. También busco información de la actividad a la que el personaje se dedique. Las puntadas finales las da el director, para lo cual trato de ir con una propuesta, pero lo más abierto posible a aceptar que él le dé las modificaciones que considere pertinentes.

-Dado que lo que me motiva es superar desafíos, es muy difícil para mí encontrar uno que considere mi mayor logro artístico. Todos tienen su luz y su sombra, momentos en los que logré lo que quería y momentos en los que no quedé conforme. Encarar cerca de 8 personajes diferentes en una obra en otro idioma, el portugués como es en “Sei- Lá”, meterme en la piel de un pordiosero con sus momentos de lucidez y de desvarío como lo es el Flaco en “Los Perros”, el diputado que lleva adelante una exposición en “Representantes”, el sicópata torturador en “El Escritor”, el padre de familia harto de su vida en “La Huésped”, el escritor que recuerda su gran amor en “Una Naranja, Una Ciruela y Una Caja de Fósforos”, el enfermero ángel blanco que tiene que asesinar a su padre en “Te Para Tres”, el esposo que cayó en la monotonía de su vida marital en “Para Toda la Vida” y tantos otros que significaron un hermoso trabajo de búsqueda, investigación, de prueba y error, de momentos de frustración y hermosos momentos de disfrute. 

-Sobre Casting, Diría que en estos momentos recién se está reactivando por lo que me es difícil dar un punto de vista.

-Sobre mi mayor logro artístico hasta ahora, mMe remito a la respuesta anterior pero si tengo que elegir, tal vez el Flaco en “Los Perros”, o el esposo de “Para Toda la Vida” o Pepe, el tío de la serie infanto juvenil “Cloba, con los Ojos Bien Abiertos”. Y aquí rescato más que nada lo vivido dentro de cada una. En el caso de Los Perros, los 5 integrantes del proyecto, el director y los 4 actores, no nos conocíamos previamente y teníamos que armar una historia basada en la amistad y hoy puedo decir que ese sentimiento se trasladó a nuestra vida diaria. Hoy podría decir que somos amigos nacidos del arte. En el caso de Cloba es hermoso todo lo que vivimos fuera de escena, ese vínculo que se creó entre un tipo con años como yo y unos gurises que no llegaban a tener 18 años, donde nos divertimos mucho, jugamos, hacemos humor, hablamos de cosas serias. También fue muy lindo el vínculo que se generó con la directora Carolina Deveras que le saca jugo a todo lo que puedo brindarle, sin ponerme límites, disfrutando y haciéndome disfrutar el trabajo. Y en Para Toda la Vida fue muy lindo sentir como el director, Sebastián Gil, me llevó de la mano a lo que quería de mí y me hizo confiar en él ciegamente.
 
-para los recién llegados, digo: No bajar los brazos. No dejar de estudiar, de aprender, de prepararse. Que el ego que nos sostiene como actores, no nos juegue en contra. Que sea precisamente eso, nuestro sostén, pero que al momento de encarar, lo hagan con la humildad suficiente como para aceptar que todo es aprendizaje.

-Sobre proyectos actuales y futuros, en este momento es difícil tener claro que proyecto se mantiene en pie totalmente. Pero en primera instancia sería el largometraje a rodar en Argentina en el rol de asesino serial, el corto a rodar en España, un largo para el año que viene también en España y los 3 estrenos y 3 reposiciones previstas en Uruguay.